lunes, 8 de abril de 2013

Cenicienta Trucha



Últimamente he llegado a pensar que cuando nací me visitó una hada madrina malvada que sin ningún tipo de piedad me maldijo con unos pies chotos y me hizo inadecuada en el amor.
A qué viene esto? Sufro de dolor de pies con todo lo que me pongo... desde ojotas hasta zapatillas, sandalias o chatitas. Lo único que, por el momento, no tortura a mis pies son las adorables pantuflas.
No les miento cuando les digo que me calzo con mis chatitas camino un par de cuadras y de seguro ya me salió una ampolla al costado del dedo gordo o me empieza a doler el talón o algo por el estilo. No se puede vivir así!
Al principio pensaba que el calzado que me compraba era de mala calidad y eso generaba las molestias... pero si me ponga lo que me ponga mis pies siguen quejándose quizás ese no sea el problema. Quizás el problema es que tengo unos pies chotos. O quizás es que camino mal (es la opción que más le gusta a mi papá). La verdad es que no lo sé.
Y ni les cuento del tema que resulta querer comprarme zapatos nuevos. El problema más frecuente es que no me gusta nada de lo que veo en ninguna vidriera, todo me parece un vómito de mal gusto. Si me gusta algo lo más seguro es que salga una barbaridad que, obviamente, no me puedo comprar; y si es accesible, de seguro los problemas son los más corrientes: no tienen el color que quiero (que usualmente es negro porque es básico y es más fácil de combinar), o no tienen mi número... no debe haber tantas patonas que calcen 40... sé que entre mis conocidas es algo raro y no entiendo por qué siendo petisa calzo tanto. 
A veces pienso que me encantaría poder andar por la vida en mis cómodas pantuflas pero la gente me miraría feo... lo que es rídiculo pensando en que hay algunas que usan estas cosas y nadie les dice nada (bueno yo me les rio y sigo pensando que lo peor de todo no es que sean unos zapatos horrendos y asquerosamente caros, sino que hay algunas que se los compran y los usan!!!)
Pero en fin... siempre que tengo que comprarme un nuevo par de zapatos termino desilusionada o conformándome con lo que me gusta y encuentro. Para Navidad mis viejos me regalaron unas sandalias, el día que las fui a comprar me pasó que no las encontraba en mi número por ningún lado y cuando ya estaba por renunciar a ellas las encontré... pero en 39. Y qué hice siendo tan viva como soy? Me las compré igual, en mi defensa voy a decir que eran las únicas sandalias que me habían gustado y que cuando me las probé me andaban bárbaro. Pero en casa noté que las tiras cruzadas de la parte del empeine me ajustaban. Las fui a cambiar dos veces y no tuve suerte así que enojada me volví a casa con las mismas sandalias en 39. Al principio me hicieron mierda los pies pero ya se acostumbraron y ahora no se quejan tanto y por el momento es lo que mejor soportan mis pies.
Así que si algún día tengo la oportunidad de ser una especie de Cenicienta voy muerta porque de seguro el zapato no me va entrar.

13 pastelitos:

Natalya! dijo...

Hola guapura¡!! Una interesante entrada la verdad.
Te sigo ahorita mismo, y esperi que te pases por mi bloog para conocer a Alice, hasta prontooo.

ATT: Alice.

Ángeles Make Up dijo...

Bueno a mí me pasa al revés, soy 35 y si bien la genteme dice -se consigue 35..- en las zapaterías no consigo una buena sandalia elegante en ese nro..o las tiras me quedan anchas en el empeine o le tengo que agregar 100 agujeritos a la tira del tobillo, o no hay directamente...las casas de ropa trabajan con unos estándares que las que estamos un poquito al extremo ya nos quedamos afuera...la solución de mi suegra (que también sufría como vos) fue hacerce unas botas y unos zapatos a medida y le fue bárbaro..el problema es el precio,es caro, pero sus pies andan bárbaro y le vienen durando un montón. Suerte en la búsqueda cenicienta! :)

Ivy Ritter dijo...

Calzas bastante, yo calzo 37 y por suerte siempre encuentro zapatos de mi talle, aunque sinceramente los zapatos que me gustan son carisimos. En realidad, creo que actualmente cualquier par de zapatos, más o menos lindo, sale un ojo de la cara -.-
Cambiando de tema, me alegro que hayas empezado Doctor Who! recuerdo cuando vi la primer temporada, me pareció muy brusco el cambio de Eccleston <3 a Tennant <3, pero vas a terminar adorando a Tennant, esa es la verdad, el problema es cuando te lo cambian y te ponen a Smith <3 , me costó mucho retomar D: aunque actualmente me encanta, uno de los mejores episodios de la serie (a mi parecer) el de Van Gogh, fue con Smith, y de ahí lo empece a querer demasiadoooo! pero cuesta cada vez que el Doctor se regenera. Apun extraño a Eccleston como el Doctor, pero probablemente se deba a que amo locamente a ese actor! a mi parecer es fantástico :)
en fin, espero que andes bien :) sos de las pocas que aún actualizan su blog !

Adolescente...y que? dijo...

"Vómito de mal gusto", fue genial!
Lo podemos pensar al revés quizás tenés los pies exigentes y demandan zapatos caros :p
Ya va a llegar el zapato perfecto que calce como pantufla!

Extrañaba pasar por acá :)

Diariodeunavirgen dijo...

No puedo decir nada porque calzo 35. Mi hermano dice que las zapatillas con abrojo y lucecitas son las que me calzan perfecto. JA JA JA
Lamento no ser de ayuda.

Lovelylove dijo...

Al contrario, el zapato va a ser el mejor zapato que tuviste en tu vida y ambos (el flaco que te traiga el zapato y vos) van a saber que sos la indicada. Todo es cuestión de perspectiva (?) jajaja.
Yo también calzo cuarenta! Es complicado encontrar... A veces con un 39 me conformo, pero siempre me duele, todos los zapatos me duelen. Así que te acompaño en el sentimiento.

Besos!

Jorge dijo...

He visto tu blog y esta muy chulo!!. Pásate por el mío cuendo puedas y me cuentas que te parece.

Un saludito ;)

Evy LO dijo...

Hay que lindo relato!!

Me encanto

Nos seguimos, yo te sigo!!

Pasa por mi lindo blog, muchos besos y abrazos.

Boris Estebitan dijo...

Muy bueno tu relato, mucha creatividad, saludos :)

Carolina. dijo...

Holaaa, ¿como estas? siento el spam pero te pasarías por mi blog
soy nueva como todos lo fueron
mieternoamorporloslibros.blogspot.com
Muchas gracias

Mil vidas en Papel dijo...

Y también me gustaría invitarte a mi blog en el cual encontraras muchas cosas interesantes, como por ejemplo reseñas, crítica de libro a película, Book Tags y libros para descargar y algunas cosas más que se nos ocurran!
Y si te interesa también nos podemos afiliar :D
Saludos y nos estamos leyendo ♡

milvidasenpapel.blogspot.com

Hiperbólica dijo...

me encontré con tu blog y me enamoré ♥ llegué desde el de Mel. Y no sólo eso... yo también calzo 40! es una tortura! a mí me pasa seguido que no tienen 40 entonces me pruebo el 39 y cuando el vendedor/a me mira inquisitivamente no aguanto la presión y termino diciéndole que me los llevo, y después paso semanas tratando de que estiren! estamos condenadas.
Que empieces muy bien el 2015, me quedo por acá!

Meg Raven dijo...

¡Pero qué chulada de texto! Tienes una forma muy personal de escribir, te felicito. Como dicen por ahí arriba yo también me identifico pero al contrario, gasto un 35 y no veas lo que puede costar encontrar un zapato de mi talla y que además me guste... porque ambos factores no suelen coincidir y me toca ir de una zapateria a otra (eso si no opto por mirarlos online a "la desesperada") probando suerte.

Aquí tienes una nueva seguidora. Espero que también te pases por mi blog y así podamos leernos a partir de ahora.
Un saludo!

 

Blog Template by YummyLolly.com