viernes, 10 de febrero de 2012

Confesiones V



En el quinto número de mis confesiones les tengo que confesar que soy una tonta romántica.
Normalmente me hago la reacia a todo lo cursi, pero lo cierto es que me pueden.
Últimamente he leído varias novelas románticas en mi celular. Y si bien soy consciente de lo tontas y obvias que son las sigo leyendo.
Ahora bien, mi relación con las novelas rosas y/o películas románticas es algo contradictoria. Porque mientras las voy leyendo/viendo me emocionó y enternezco con la historia (y muchas veces me enamoro de los tipos). Pero la magia y el amor que compré durante lo que duró se desmorona en cuestión de segundos cuando la novela o película llega a su fin. Cómo? Fácil, al terminar la historia me acuerdo que yo sigo estando sola y que nunca me crucé con los adonis perfectos en todos los sentidos que encuentran las protagonistas de las historias antes mencionadas. Y eso puede con mi autoestima. La otra vez le dije eso a mi mamá y ella no fue de mucha ayuda pero por lo menos me descargué. Es un poco injusto que nos vendan a esos tipos perfectos que escasean tanto. Pero como soy una masoquista sigo leyendo y mirando películas así.
No tengo remedio, lo único que puedo decir es que son mis placeres culposos.

Y para demostrarlo voy a participar en el meme que organiza Chica Review sobre Tu escena romántica favorita.
Y para empezar voy a usar la escena de mi película favorita:




Película: Le fabuleux destin d'Amélie Poulain. De origen Francés del año 2001.
La canción que se escucha al principio de la escena es La Valse D'Amelie de Yann Tiersen

Sobre por qué me gusta ésta escena: Básicamente es porque me identifico mucho con Amelie en cuanto a relaciones amorosas, soy igual de tímida e insegura. Además es la parte en la que se conocen oficialmente. Sin mencionar los besos alternativos de Amelie. Además es tierna sin necesidad de ser super cursi.

Imágenes:


 

Blog Template by YummyLolly.com