martes, 31 de mayo de 2011

Dear Marta


Che colorada fatalista que al parecer te olvidaste de mí. Sí, a vos te hablo, pedaso de yegua.
Vas y venís a tu antojo y ahora se te ocurrió tomarte vacaciones.
No es así la cosa. Si bien nunca me guarde el desagrado que me causan tus visitas, ahora detesto tus ausencias. No das señales de vida, no das signos de aparecer y cagarme la vida como siempre lo haces.
Y si bien vos me tenes sin cuidado y si no te tengo que ver no me importa, quiero que vuelvas.
No, no te pienses que te extraño. No funcionamos así.
Si vos te hiciste adicta y te ofendiste cuando te prive de tus drogas no es mi culpa. Eso no me hacía del todo bien a mí. Aunque te veía más seguido.
Igual, sabes que aunque no te soporto te necesito. Mi cara es la muestra ferviente de tu ausencia. Por tu culpa soy una versión baqueteada de mí misma.
Así que, a ver si maduras un poquito y te das una vuelta por estos lados antes de que me enoje y te mande a buscar.

Te quiere... La loca que habla con su regla


P/D: Adivinen quién apareció después de 4 meses? Sí, la misma a la que le escribí ésta carta. Se ve que el miedo no es sonso.

lunes, 23 de mayo de 2011

Grey Bridge


Así como hay amor también hay desamor. Ponele que el mundo vuelve a estar equilibrado.
PONELE!
Pero, ¿es eso realmente el equilibrio? El amor es una cosa (si es que le podemos llamar cosa), no vamos a profundizar en eso, pero ¿qué es el desamor? ¿Acaso es odio? ¿O quizás falta de amor? O quizás sólo sea el antónimo del amor.
Es genial que casi todas las cosas tengan su contrario. Si hubiera un solo punto las cosas serían aburridas y minimalistas. O quizás lo mío es subjetividad. Estoy apoyando al desamor por el solo hecho de no tener amor. Pero creo que para que haya uno tiene que haber otro. No funcionan autónomamente. La existencia de uno presupone la del otro. Pero a todo esto... el equilibrio que decíamos al principio ¿dónde está?
Yo estoy viendo los dos extremos, pero a mitad de camino no veo nada. El gris que tanto me gusta, no lo veo. ¿Dónde está el puente? ¿Qué sería el medio acá?
A mí me va lo neutral, ninguno de los extremos me toca de cerca. Pero si en este momento me preguntaran para qué lado tiro, estoy segura que tiraría para el lado del desamor. No puedo tirar para el lado de un anhelo, es algo que no me llega. En cambio, para mí, es más vivido el dolor y la nostalgia, me han acompañado más tiempo que el calorcito escurridizo del amor.
De todos modos, sigue sin gustarme esto de tomar un partido.
Quiero el medio.
Quiero ese equilibrio.
Quiero la neutralidad.
Quiero mi gris extenso.
Quiero el dichoso puente.
Aunque ello implique sentir nada, y todo a la vez.

sábado, 14 de mayo de 2011

La genialidad de un incomprendido


Ayer quise empezar a leer El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde, antes de que empiece el libro en sí hay una reseña sobre Wilde escrita por un tal Gómez de la Serna. Al principio hace como una especie de biografía del escritor resaltando especialmente el juicio que atraviesa Wilde. Ahí es donde me quiero detener y hablar al respecto. El porqué del juicio me tiene sin cuidado, investigando un poco más aparte de lo que habla de la Serna descubrí que era acusado de sodomita por tener una "amistad íntima" con un tal Douglas. En el juicio él despliega todo su genio y es como una frase que citó de la Serna: "¿Quiere usted saber el gran drama de mi vida? Consiste en que he puesto todo mi genio en mi vida, y en mis obras sólo he puesto mi talento". Al principio pensé que era un poco soberbio y presumido pero al avanzar con la "Exhumación" escrita por de la Serna me di cuenta que era cierto.
En sus personajes refleja la personalidad de la gente londinense y al respecto dijo: "la sociedad londinense ha hecho inmensos progresos, está ahora enteramente compuesta de magníficos imbéciles y de brillantes lunáticas".
Antes les hablé del juicio, aunque Wilde despliega todo su genio y su sarcasmo termina siendo condenado. Algunos extractos del juicio:
Cuando el juez le dice que encuentra cierta ambigüedad en una carta escrita a Douglas, Wilde responde: "Era mi modo peculiar de escribir." "¿Eran así todas sus cartas?" -le pregunta el juez-, a lo que Wilde responde: "No, no se pueden escribir cartas como ésa todos los días."
En una parte del proceso el juez le muestra una carta y le pregunta si reconoce que es inmoral a lo que Wilde le dice que "Es peor. Está mal escrita."
En otro momento el juez le pregunta si le gusta beber champagne, Wilde contesta: "Sí, frappé, es una de mis bebidas favoritas, aunque, por cierto, me lo tiene prohibido mi médico." El juez enojado le dice que no están ahí para hacer caso de las prescripciones de su médico, a lo que Wilde le dice: "Nunca he hecho caso de ellas."
Esos son los extractos del juicio que cita de la Serna que más me gustaron. Googlenado a Wilde encontré algunas frases que también me gustaron:
"No voy a dejar de hablarle sólo porque no me esté escuchando. Me gusta escucharme a mí mismo. Es uno de mis mayores placeres. A menudo mantengo largas conversaciones conmigo mismo, y soy tan inteligente que a veces no entiendo ni una palabra de lo que digo."
"Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces sí."
"La única diferencia que existe entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero."
"Haría cualquier cosa por recuperar la juventud... excepto hacer ejercicio, madrugar, o ser un miembro útil de la comunidad."
"Hablan mucho de la belleza de la certidumbre como si ignorasen la belleza sutil de la duda. Creer es muy monótono; la duda es apasionante."
"La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador."
"El cinismo consiste en ver las cosas como realmente son, y no como se quiere que sean."
"Cuando la gente está de acuerdo conmigo siempre siento que debo estar equivocado."
"Como mala persona soy un completo desastre. Hay montones de gente que afirman que no he hecho nada malo en toda mi vida. Por supuesto sólo se atreven a decirlo a mis espaldas."

Para ir cerrando... Wilde me fascinó con su habilidad para refutar, su lengua afilada y su sarcasmo y/o cinismo. Todavía ni empecé a leer Dorian Gray pero Wilde ya me atrapó. El tipo me parece un genio, fue un genio.

jueves, 5 de mayo de 2011

I love reading because...


Nunca les pasó que cuando leen sienten y quisieran ser un personaje de un libro y vivir todas esas cosas que experimentan los personajes?
Más de una vez quise ser una de las personajes creadas por don Sidney Sheldon, esas mujeres fantásticas, hermosas e inteligentes cada una a su manera y en su propio terreno.
Todavía sigo queriendo ser un personaje creado por mi abuelito Sheldon.
Y si nunca leyeron a Sheldon se los re recomiendo, no es el mejor escritor pero logra atraparte desde la primera hoja. Los mejores libros para adentrarse en el mundo de Sheldon son "Si hubiera un mañana" (fue el primer libro que leí de él y desde ahí me obsesioné) o "Tienes miedo a la oscuridad?", los dos hablan de venganza y huida.
Extraño sentir todo esto leyendo, con todo lo que tengo que hacer para la facu y mi falta de organización limitan mi tiempo para leer y adentrarme en historias fantásticas que nunca viviré, y conocer personajes que nunca voy a ser.

 

Blog Template by YummyLolly.com