lunes, 8 de abril de 2013

Cenicienta Trucha



Últimamente he llegado a pensar que cuando nací me visitó una hada madrina malvada que sin ningún tipo de piedad me maldijo con unos pies chotos y me hizo inadecuada en el amor.
A qué viene esto? Sufro de dolor de pies con todo lo que me pongo... desde ojotas hasta zapatillas, sandalias o chatitas. Lo único que, por el momento, no tortura a mis pies son las adorables pantuflas.
No les miento cuando les digo que me calzo con mis chatitas camino un par de cuadras y de seguro ya me salió una ampolla al costado del dedo gordo o me empieza a doler el talón o algo por el estilo. No se puede vivir así!
Al principio pensaba que el calzado que me compraba era de mala calidad y eso generaba las molestias... pero si me ponga lo que me ponga mis pies siguen quejándose quizás ese no sea el problema. Quizás el problema es que tengo unos pies chotos. O quizás es que camino mal (es la opción que más le gusta a mi papá). La verdad es que no lo sé.
Y ni les cuento del tema que resulta querer comprarme zapatos nuevos. El problema más frecuente es que no me gusta nada de lo que veo en ninguna vidriera, todo me parece un vómito de mal gusto. Si me gusta algo lo más seguro es que salga una barbaridad que, obviamente, no me puedo comprar; y si es accesible, de seguro los problemas son los más corrientes: no tienen el color que quiero (que usualmente es negro porque es básico y es más fácil de combinar), o no tienen mi número... no debe haber tantas patonas que calcen 40... sé que entre mis conocidas es algo raro y no entiendo por qué siendo petisa calzo tanto. 
A veces pienso que me encantaría poder andar por la vida en mis cómodas pantuflas pero la gente me miraría feo... lo que es rídiculo pensando en que hay algunas que usan estas cosas y nadie les dice nada (bueno yo me les rio y sigo pensando que lo peor de todo no es que sean unos zapatos horrendos y asquerosamente caros, sino que hay algunas que se los compran y los usan!!!)
Pero en fin... siempre que tengo que comprarme un nuevo par de zapatos termino desilusionada o conformándome con lo que me gusta y encuentro. Para Navidad mis viejos me regalaron unas sandalias, el día que las fui a comprar me pasó que no las encontraba en mi número por ningún lado y cuando ya estaba por renunciar a ellas las encontré... pero en 39. Y qué hice siendo tan viva como soy? Me las compré igual, en mi defensa voy a decir que eran las únicas sandalias que me habían gustado y que cuando me las probé me andaban bárbaro. Pero en casa noté que las tiras cruzadas de la parte del empeine me ajustaban. Las fui a cambiar dos veces y no tuve suerte así que enojada me volví a casa con las mismas sandalias en 39. Al principio me hicieron mierda los pies pero ya se acostumbraron y ahora no se quejan tanto y por el momento es lo que mejor soportan mis pies.
Así que si algún día tengo la oportunidad de ser una especie de Cenicienta voy muerta porque de seguro el zapato no me va entrar.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Slow Down


Continua de aquí

Cuando cerró la puerta se dio cuenta que no podía ir más lejos. Se dejó caer en el suelo y se apoyó en la puerta.
La situación lo superaba. Y ella no hablaba, no decía nada. Eso lo desesperaba y no sabía qué hacer al respecto. Se pasó las manos por la cara y luego por el pelo. Prendió un cigarrillo. Como a la tercera pitada sintió sollozos. Ella había esperado a que se fuera para reaccionar. Pero, ¿por qué? Si él estuvo todo el tiempo esperando por la más mínima señal. Los sollozos se fueron convirtiendo en un llanto sonoro que iba en aumento. A los llantos le siguieron gritos ahogados y empezó a escuchar golpes. Se asustó y tuvo que volver con ella.
Al entrar se encontró con que estaba histérica llorando y golpeando la almohada. Cuando lo vio, se asustó y siguió llorando, pero esta vez se hizo un ovillo, avergonzada. Él se acercó y la obligó a incorporarse. La abrazó y le acarició el pelo. Pasaron unos minutos hasta que logró tranquilizarse.
-Perdón- dijo entre sollozos ahogados. Él asintió y la acarició.
-No hay problema- respondió murmurando.
-Sí, seguro- dijo sarcásticamente-. Que me estés calmando después de un ataque de histeria no es ningún problema-.
-Es lo que se espera que diga- respondió ofendido.
-No hay nadie que espere nada- le soltó-. Esperaba que te quejaras y me instaras a hacer algo, a decir algo-.
-Yo esperaba que hicieras o dijeras algo sin tener que pedírtelo-. Ella no respondió. Él siguió acariciándole el pelo.
-¿Qué vamos a hacer?- preguntó suspirando.
-No sé, Anto. No sé qué querés hacer. No me decís nada. Ese es el problema-.
-No me sale hablar de estas cosas...-
-Pero tenés que hacerlo sino me voy y no vuelvo más. ¿Eso querés?- le interrumpió.
-No- dijo cerrando los ojos-, no quiero que te vayas. A no ser que eso quieras. No pasa solamente por lo que yo quiera. Vos también querés cosas. Hay que encontrar un punto medio. Algo que ambos queramos- agregó.
-No siempre es así de simple. Si es por querer... Te quiero. No sé si lo sabes,  pero ahora sí- confesó y le dio un beso en la frente.
-Yo también te quiero- dijo dándole un beso en la mejilla.
-Entonces ya está, ¿o hay algo más de lo que quieras hablar?-
-Tantas cosas que ni siquiera quiero pensar ahora- replicó.
-Entonces no importan, cuando las quieras decir, decilas. No te voy a presionar. Sólo no te cierres-.
-Entendido- accedió.- ¿No me vas a besar?- preguntó medio sonriendo. Él sonrío y la besó.

sábado, 28 de julio de 2012

Surrender


No juegues conmigo. Me estoy rindiendo.
La venganza me agrada pero, me estoy rindiendo.
No me rechaces. Me estoy rindiendo.
Te dije "No" anteriormente pero, ahora me estoy rindiendo.
No me dejes esperando. Me estoy rindiendo.
Lo siento si te lastimé pero, ahora me estoy rindiendo.
No me lastimes. Me estoy rindiendo.

sábado, 16 de junio de 2012

21 Ya!!!???


Lo mismo de siempre. Todos los años me pasa lo mismo.
Pero ya me tendría que haber acostumbrado. A lo que no me acostumbro y me molesta es que me pregunten qué se siente ser más viejo. No se siente nada, no es como si a las 23.59 te sientas de una forma y a las 00.00 de otra. Pasó un minuto que marca un nuevo día, no es gran cosa.
Cumplir años es inevitable, y está bueno. Es tu día especial.
Así que hoy cumplo mis 21 años (ni yo me lo puedo creer). El tiempo pasa tan rápido que ni siquiera me da tiempo a darme cuenta. 
Lo único que me desagrada de cumplir años es darme cuenta que mi fascinación con la frase Forever Young  y lo que para mí significa, nunca va a ser disfrutable. Peter Pan es una mentira y se olvidó de mí. 
En fin, like always, soy feliz porque es mi cumple.



viernes, 27 de abril de 2012

Segundo Aniversario


Ayer (26/04) Santitah cumplió 2 años, pero por problemas de horario no pude postear. Bueno veamos, Santitah en números:  


  • 2 años  
  • 172 seguidores  
  • 115 entradas  
  • 32519 visitas  
  • 2086 comentarios  
  • 1 plagiador 

 La verdad es que desde el aniversario del año pasado he posteado muy poco, con ésta son 15 entradas nomas. Pero desde el año pasado he venido perdiendo adeptos al blog como también perdí mi adicción a esto. Además en la facu cada vez tengo más carga horaria, más trabajos, más todo. Lo que tengo poco es tiempo libre e inspiración para traerles algo interesante. Si leyeron las estadísticas capaz que leyeron lo del plagiador. Hace dos semanas me entere gracias a una amiga que un señorito me estaba copiando entradas desde el año pasado y yo nunca me entere. El señorito en cuestión me copio 20 entradas, desde las primeras del blog hasta entradas dedicadas a mis amigas y una que le dedique a Ro. Obviamente las editaba un poquito cambiando el genero de algunas palabras y adaptándolo según él. Pero aún así el esqueleto del texto era mío. Lo que hice fue denunciarlo y se ve que existe la justicia Googlera porque borraron la mayoría de las entradas que denuncié pero según Google algunas entradas no tenían ninguna infracción por lo que las dejaron,  pero hay una que es igual igual, excepto por la foto. Hay otras pero no las borraron porque no encontraron infracciones. 
Pero en fin, es el aniversario de mi blog basta de hablar de gente copiona. 
Gracias a los que siguen pasando por estos lados y feliz cumple a SantitAh!

viernes, 10 de febrero de 2012

Confesiones V



En el quinto número de mis confesiones les tengo que confesar que soy una tonta romántica.
Normalmente me hago la reacia a todo lo cursi, pero lo cierto es que me pueden.
Últimamente he leído varias novelas románticas en mi celular. Y si bien soy consciente de lo tontas y obvias que son las sigo leyendo.
Ahora bien, mi relación con las novelas rosas y/o películas románticas es algo contradictoria. Porque mientras las voy leyendo/viendo me emocionó y enternezco con la historia (y muchas veces me enamoro de los tipos). Pero la magia y el amor que compré durante lo que duró se desmorona en cuestión de segundos cuando la novela o película llega a su fin. Cómo? Fácil, al terminar la historia me acuerdo que yo sigo estando sola y que nunca me crucé con los adonis perfectos en todos los sentidos que encuentran las protagonistas de las historias antes mencionadas. Y eso puede con mi autoestima. La otra vez le dije eso a mi mamá y ella no fue de mucha ayuda pero por lo menos me descargué. Es un poco injusto que nos vendan a esos tipos perfectos que escasean tanto. Pero como soy una masoquista sigo leyendo y mirando películas así.
No tengo remedio, lo único que puedo decir es que son mis placeres culposos.

Y para demostrarlo voy a participar en el meme que organiza Chica Review sobre Tu escena romántica favorita.
Y para empezar voy a usar la escena de mi película favorita:




Película: Le fabuleux destin d'Amélie Poulain. De origen Francés del año 2001.
La canción que se escucha al principio de la escena es La Valse D'Amelie de Yann Tiersen

Sobre por qué me gusta ésta escena: Básicamente es porque me identifico mucho con Amelie en cuanto a relaciones amorosas, soy igual de tímida e insegura. Además es la parte en la que se conocen oficialmente. Sin mencionar los besos alternativos de Amelie. Además es tierna sin necesidad de ser super cursi.

Imágenes:


domingo, 18 de diciembre de 2011

Juegos de poder


"Somos seres estúpidos e inestables con una pobre memoria y un gran don de autodestrucción"(*)

Es sabido que todos los vicios son malos. Pero, lo que es más seguro es que la mayoría afectan más al vicioso que a los demás. Un alcohólico se hace daño a sí mismo y en ocasiones a aquellos que lo rodean, lo mismo pasa con un drogadicto.
Pero estoy más segura aún que el peor de los vicios es el poder.
La gente que tiene poder hace todo lo que está a su alcance por conservarlo. Y aquellos que quieren llegar al poder u obtenerlo utilizan cualquier recurso para lograr su cometido. Hay una frase que dice "El fin justifica los medios" y es, seguramente, la frase de cabecera para las personas "poderosas". Lo malo de los medios para llegar o retener el poder es, justamente, eso que hacen, porque su fin justifica cualquier cosa a expensas de muchísima gente.
Esos sujetos pierden todo sentido de humanidad cegados y hambrientos por un vicio, olvidándose que sus acciones pueden afectar la vida de miles de personas.
Y creo que eso no es lo peor de todo. Porque el poder será un vicio pero no conozco clubs de adictos al poder anónimos, es casi imposible que se conviertan en anónimos, pero seguramente si así fuera, la cura sería peor que la mismísima enfermedad.

"Porque algo está significativamente mal con estas criaturas que sacrifican la vida de sus niños para resolver sus diferencias" (*)

La política, o más bien los políticos, son el ejemplo más claro de todo lo antes dicho.

(*) Frases del libro Sinsajo, 3er tomo de la saga Los Juegos del Hambre, Suzanne Collins

lunes, 21 de noviembre de 2011

Stand By


Hace más de un mes que no posteo nada. Y a veces, mientras bloggereo me recrimino eso, pero después cuando quiero hacer el intento de "debería postear algo" recuerdo que en mi vida no pasa nada lo suficientemente interesante como para inspirarme y escribir algo al respecto y lo que nos lleva a que tampoco tengo mucha inspiración.
Para serles sincera estos últimos meses me la he pasado explotando mi adicción por las series (cosa que se nota demasiado hace dos entradas) y además descubrí los blogs literarios (leáse blogs de amantes de la lectura) lo que en cierta forma logró explotar aún más mi amor por los libros. Así que en resumidas cuentas me lo he pasado viendo series, leyendo muchos libros increíbles y ... "estudiando".
Además, siendo honesta, éste ha sido uno de mis peores años, o uno de los más mediocres. Pero eso lo dejemos para el balance anual, si es que me inspiro y me digno a hacer uno.
Pero como les decía, si esperan una entrada copada de mi parte les aviso que no malgasten su tiempo, porque de lo único que les podría hablar es de las tramas de las series que veo y de cuánto me gustan los libros que he leído (en especial Los Juegos del Hambre y Anna and the french kiss -que a ese ya lo nombre en una entrada-).
Ah, creo que les debo una pequeña explicación con respecto a la entrada anterior, en realidad no les debería explicar nada para que se queden con la intriga y a la espera de otro post secuela, pero no. La entrada anterior fue un sueño que tuve, no sé quién era él pero me desperté intrigada. Lo quise seguir pero lo que escribí no me convenció así que lo dejé así nomas.
Y bue no tengo mucho más que decir y debería empezar a estudiar para los finales así que me despido.

lunes, 10 de octubre de 2011

Take deep breath


Se dio vuelta y la miró.
Ella descansaba a su lado, con los ojos bien abiertos mirando al techo.
Le preguntó cómo estaba... No respondió, pero cerró los ojos por un momento, luego se giró y se quedó mirándolo. Recorrió cada uno de sus rasgos con la mirada, tenía ganas de tocarlo, pero no lo hizo.
Él suspiró.
Los dos se miraban, solamente.
La situación podría haber sido incómoda, pero se conocían bastante.
Él volvió a suspirar y ella cerró sus ojos nuevamente.
Al ver que no le respondía se sentó en la cama.
Después de unos segundos, ella volvió a su posición inicial y continuó mirando el techo.
Le dirigió otra mirada y se calzó los zapatos.
Cuando terminó, se paró y la miro nuevamente.
Quería besarla pero ella parecía ida.
Entonces le dijo -Chau, Anto- le besó en la frente y se fue pensando en ella.

Cuando escuchó que la puerta se cerró, se volvió a girar mirando donde había estado acostado él, y no pudo evitar que se le escapara una lagrima.

jueves, 15 de septiembre de 2011

Confesiones IV


Tengo que confesar que me puede cómo canta Jonathan Groff. Si no lo conocen pueden hacerlo clickeando el nombre, sino se los hago más fácil y les cuento que es el que protagoniza a Jesse St James en Glee. Y como es al vicio que les cuente por qué, les traje un pequeño top con canciones de Glee en las que él canta.

3. Hello by Rachel and Jesse St James (Lea Michelle & Jonathan Groff)


2. Bohemian Rhapsody by Jesse St James and Vocal Adrenaline


Y más específicamente, me ganó con esta parte:


1. Rolling in the deep by Lea Michelle & Jonathan Groff







 

Blog Template by YummyLolly.com